Gran persona

José María Serrano Sanz

Heraldo de Aragón, 29 de julio de 2023

 

Gran persona que sabe mucho. Esa es mi traducción libre del Premio Heraldo de los Valores Humanos y el Conocimiento, que en esta edición de 2023 acaba de ser concedido a mi amigo José Luis Melero. Son dos conceptos que no necesariamente van unidos, porque ambos son muy exigentes, pero en este caso describen a la perfección al galardonado, de modo que no ha podido ser más atinada la designación.

Estoy seguro, además, de que no es únicamente una opinión personal, sino que la comparten -y son multitud- todos los saludados, los conocidos y los amigos de Melero, según las tres categorías de proximidad personal que estableció Josep Pla.

Gran persona es, para mí, mucho más que buena persona, porque incluye, entre otras virtudes, una generosidad sin límites y una reconocida y legendaria cordialidad que invita a muchos desconocidos a saludarlo, porque saben de su cortesía, aunque no hayan leído a Moneva. Mantener una conversación con Melero por la calle es cada vez más complicado, por los continuos saludos y su atención a no tropezar con los malditos bolardos (desde ahora).

¡Y para qué hablarles a los lectores de Heraldo de la amplitud de sus conocimientos y las virtudes de su pluma! Aragón y Zaragoza, su historia, personajes, costumbres y tradiciones no tienen secretos para él, ni en las grandes cuestiones ni en los pequeños detalles, pero tampoco los tienen la literatura, los libros viejos, la jota o el Real Zaragoza.