La mirada enciclopédica

Antón Castro

Heraldo de Aragón (Huesca), 22 de septiembre de 2006

 

 

EL volumen "Los libros de la Guerra" (Rolde) de José Luis Melero se gestó en parte en Huesca, en unas Jornadas sobre la Guerra Civil que coordinó José Domingo Dueñas. José Luis Melero, el hombre que analizó la trayectoria de la revista "Poemas" y que conoce los secretos de la jota como nadie, lleva más de 30 años leyendo, comprando libros y anotándolos con una pulcritud de orfebre. En 2004 publicó "Leer para contarlo" (BArC) donde evidenciaba su sabiduría enciclopédica, su sentido del humor, su minuciosidad y el fervor casi enfermizo que siente por los libros y por Aragón. Ahora publica este volumen que es algo más que un inventario o una bibliografía comentada de 128 libros aparecidos entre 1936 y 1949 porque el autor sazona sus comentarios de historias, de acontecimientos, de perlas continuas, en muchos casos realmente espeluznantes como el caso del obispo Asensio de Barbastro, que fue torturado y castrado. También recuerda la historia del periodista argentino José Gabriel, al que un hombre le confesó en Graus que había matado a 110 personas.

Este libro es uno de los mayores tesoros bibliográficos de Aragón de los últimos tiempos. El autor habla de volúmenes afanosamente buscados, de tesoros difíciles de encontrar, de opúsculos y de rarezas que prueban la visión tan pluriforme de la Guerra Civil y el clima de barbarie en que se vivió. José Luis Melero también rescata inesperados fogonazos de humanidad. Pienso en aquel periodista de Franco, al que le habían matado a un hijo. En el juicio, lejos de lanzar el dedo acusador hacia el asesino, dijo que no conocía de nada a aquel hombre. Un libro que en Huesca no podrá pasar inadvertido, entre otros, es la pequeña biografía que Felipe Alaiz escribió sobre el inolvidable Ramón Acín.

El trabajo, además, introduce tres libros posteriores al período 1936-1939 como las memorias de Mosén Jesús Arnal, el cura de Candasnos que fue secretario de Durruti, que narra, entre otras cosas, la muerte accidental del líder en Madrid. El libro, por otra parte, es realmente oportuno: Víctor Pardo Lancina y Ángela Cenarro preparan un gran congreso sobre la Guerra Civil y una gran exposición en Robres, con fotos de Kati Horna, Marín Chivite, Capa, Agustí Centelles, etc., y este volumen, tan límpidamente redactado, arroja una nueva luz. A mí me ha hecho pensar en otro libro de Sofía Moro, "Ellos y nosotros" (Blume), que mezcla excepcionales retratos y textos que explican las múltiples batallas personalizadas de la Guerra Civil.